ASTROMUNDIAL 2.0

DE 1982 A 1983

En 1982 pasa un poco como en 1975, Urano cambia de signo, pero Neptuno sigue en Sagitario, y Plutón en Libra. Y siguieron ahí hasta 1983. Por lo tanto, aunque Urano se encuentre en el signo de Sagitario entre 1982 y 1988, creo interesante diferenciar a los nacidos entre 1982 y 1983, de los nacidos entre 1984 y 1988. Porque pienso que desde el punto de vista de mi modesta interpretación astrológica, los nacidos entre 1982 y 1983 siguen teniendo mucho en común con las generaciones de los años setenta. Es más, diría que los nacidos en los primeros años ochenta, entre 1980 y 1983, pueden entenderse mejor con las personas nacidas en los años setenta, que con las personas nacidas a partir de 1984.

Y la razón es que, como digo, siguen teniendo a Plutón en Libra. Por lo que vuelve a darse la necesidad de pareja como forma de seguridad, y de realización de los deseos. Siguen con la presencia de Neptuno en Sagitario, que continua sugiriendo la idea de la búsqueda del equilibrio espiritual, o si se prefiere, de equilibrio a un nivel profundo, filosófico, de creencias, a través de la conciencia, de los valores. Y esta importancia de los valores, de la moralidad, la recalca ahora Urano, es decir a partir de 1982, al situarse también en el signo de Sagitario. Ya que sugiere la necesidad de tener que superar en algún momento los cambios, las rupturas, por cuestiones relacionadas con problemas de conciencia, de sentir que no hacemos lo correcto. O simplemente, por cambiar nuestra forma de pensar.

La mayor relevancia de Sagitario entre 1982 y 1983 hará que para esta generación, siempre en mi opinión, lo relacionado con lo justo, lo recto, lo legal, con nuestra moralidad, con nuestra filosofía personal, nuestra forma de ver las cosas, cobren una mayor importancia en nuestra vida. Cabe pensar también en que se necesitará, como una forma de mejorar, estar siempre con planes y nuevos proyectos. Ya sea de una forma inicial, en tu mente, o pasando a la acción y llevándolos a cabo.

Dicho esto, por mi interés por la astromundial, me parece también interesante dar una mirada aún más amplia, aún más claramente generacional. La entrada de Urano en el signo de Sagitario, en 1982, con su promesa de una nueva mentalidad, de una nueva forma de ver las cosas, en España coincidió con la llegada del PSOE al poder. Acontecimiento que realmente fue un cambio importante en el país, que confirmaba que vivíamos al fin en una democracia, tras una cruenta guerra civil, y unos cuarenta años de dictadura. Desde mi punto de vista, resulta curioso que el eslogan político que utilizase el PSOE en 1982 fuese, precisamente, «Vota por el Cambio». El mismo cambio que simboliza Urano.

En otras latitudes, con otra historia, ese cambio se entendió más bien desde el punto de vista más liberal de Urano. Y es cierto que Ronald Reagan y Margaret Thatcher llegaron al poder un poco antes de 1982, pero creo que puede decirse que es a partir de 1982 cuando unen fuerzas, para imponer su visión neoliberal de la economía, que nos ha llevado hasta el actual sistema de globalización.

A donde quiero ir a parar con todo esto es que, los nacidos en 1982 y 1983, y también entre 1984 y 1988, pueden tener la tendencia de votar por el cambio, por opciones diferentes a las del gobierno que se dé en cada momento. Sobre todo, si ese gobierno lleva mucho tiempo en el poder. Un poco como hicieron sus padres, o mejor dicho, muchos de sus padres. Incluso cabe pensar que les interese participar en política. Pudiendo ser más idealistas en sus propuestas los de 1982 y 1983, debido a la presencia de Neptuno (idealismo) en el signo de Sagitario (político).

Un poco combinándolo todo, podríamos decir que necesitas pareja como forma de seguridad, y en base a cuestiones de atracción física. Que puedes ser como muy idealista, también en el amor, y eso puede hacer que suelas esperar algún tipo de cambio que te abra nuevos horizontes, y que te haga mejorar en tu evolución personal.

Este cambio, a nivel sentimental, puede tener relación con dos tipos de cuestiones. Con el temor a la infidelidad, a ser dejado por tu pareja, con los celos; o en algunos casos con un mecanismo de defensa, mediante el que dejas una puerta abierta, alguna otra opción por si acaso. Y es que, en un momento u otro, Sagitario nos puede obligar a plantearnos si actuamos o no de forma correcta. Porque este signo simboliza la justicia, la imagen, la moralidad, la voz de la conciencia. Así que el temor a los engaños, a los dobles juegos a nivel de pareja, y a otras cuestiones parecidas, pueden tener importancia en tu vida. Tanto para bien como para mal.

Generalizando mucho a nivel de fechas, diré que tus 14-15 años pueden haber sido un poco complicados. Tienen un lado positivo, de nuevos planes, que a esa edad parece lógico relacionarlo con los estudios. Pero lo complicado quizás pueda tener relación con el estrés de esos cambios. Con cierto grado de confusión, de dudas, en relación con temas de atracción física, de deseos. Con una mezcla extraña entre los temores típicos de la edad, con la atracción hacia lo complicado o lo imposible. Tus 16-17 años son ya para ir superando tu etapa de sentir inseguridades, como con nuevas ilusiones, pero aún con etapas que te descentran un poco hasta alrededor de tus 19 años de edad, aproximadamente.

Sobre tus 22 años, con la cuadratura del Urano en tránsito hacia el Urano natal, cabe pensar en nuevos planes, en una nueva mentalidad, y que eso implicase cambios. O que los cambios tuviesen que ver con cuestiones en las que por aquel entonces pensabas que no estabas actuando de forma correcta. Pero se tratase de lo que se tratase, pienso que pudo ir superándose a tus 25-26-27 años, gracias al sextil de Plutón hacia el Plutón natal, que suele implicar un mejor momento a nivel de deseos. Tanto de deseos a nivel de pareja, como a nivel de trabajo. Aunque aún con algún tránsito que lo dificultaba. Por lo que la estabilidad pienso que pudo llegar, más bien, con el Retorno de Saturno, a partir de los 30 años. Ya que este Retorno suele implicar que alcanzamos un mayor grado de madurez, y de seguridad interior, en nuestra vida.

Lo cual no quita, por ejemplo, para que sobre los 31 la cuadratura de Neptuno hacia tu Urano natal pudiese implicar de nuevo dudas con tus planes, o con la posibilidad de que se diesen cambios. Pero diría que más a nivel mental, que otra cosa. O que sobre los 36 años Urano formase, o vaya a hacerlo, oposición con tu Plutón natal, sugiriendo cierto grado de inestabilidad a nivel de pareja. Aunque también formaba trígono con Neptuno, que sugería nuevas ilusiones. Y esto no tiene por qué significar otra pareja. Si se refiere a cuestiones sentimentales podría implicar, por ejemplo, ilusiones por la llegada de un hijo.


PROFUNDIZA
APRENDE
MOTÍVAME

www.000webhost.com